Discussion about terms of use is ongoing | 4th General Meeting

Desigualdad Social

De Anarcopedia

Un ejemplo clásico de desigualdad: EL capitalismo

La desigualdad social es un concepto social que se refiere a las ventajas y desventajas que un individuo o grupo de individuos, por diversas causas (sociales, económicas, etc.) posee respecto a otros. Estas ventajas y desventajas abarcan desde la vivienda (que puede ser lujosa, corriente, precaria o inexistente) la comida, la vestimenta o el nivel de educación accesible o inaccesible, entre otros factores [1]. Su contraposición es la igualdad social.

Según muchos autores especializados las desigualdades sociales entre los estratos de la sociedad son cada vez más grandes, diferenciándose los ricos de los pobres. Esto es, en parte, lógico si se tienen en cuenta que a menor educación menores posibilidades de encontrar un buen empleo, lo cual desemboca en un círculo vicioso entre las malas condiciones de vida presentes y el porvenir con escazas posibilidades de mejorar. [1]

En el capitalismo, la movilidad social es presentada como una posibilidad más o menos real, a diferencia de las sociedades feudales donde las razas o las condiciones hereditarias no dejaban espacio para los cambios dentro de la estructura social. En la actualidad las sociedades presuponen la posibilidad de ascenso social para las clases más bajas, aunque esto es más difícil o más fácil dependiendo de la sociedad particular y el momento en la que se viva. [1]

[editar] Concepto

Cuando hablamos de desigualdad nos referimos a las diferencias existentes en la distribución, acceso o apropiación de los recursos sociales y económicos, entre los individuos y los diferentes grupos sociales dentro de una sociedad homogénea. Nos referimos a los recursos materiales como pueden ser la renta y el patrimonio, a los no materiales como el prestigio y el estatus social así como a las oportunidades en cualquier aspecto de la vida social o económica.

La desigualdad social existe desde los albores de la civilización y es considerado un término omnipresente en la sociología puesto que en cualquier tipo de sociedad por muy igualada que parezca, existe desigualdad. Esta desigualdad condiciona los actos de las personas y su forma de vida y va cambiando a la largo del tiempo y en el espacio creando un cambio y una diversidad en el grado de desigualdad y en su forma estructural.

Los orígenes históricos de la desigualdad social son muy variados y, en algunos casos, han sido resultado de las conquistas. Por ejemplo, el sistema de castas de la India, que ostentó el récord más prolongado de desigualdad institucionalizada hasta hace unas décadas, se desarrolló como resultado de la invasión de los pueblos arios del noroeste y de la diferenciación étnica de los nativos. El colonialismo ha provocado el racismo hacia los indígenas como los indígenas americanos o australianos. Sin embargo estos no son los únicos tipos de desigualad social: el sexismo, la diferencia de clase social (endémica en los países industrializados) y la derivada del desarrollo económico del planeta, que separa a las naciones industrializadas más avanzadas de las más pobres son algunos ejemplos de lo variado que es el concepto de desigualdad.

Por lo tanto se puede decir que el termino desigualdad tiene un carácter multidimensional y complejo: la desigualdad puede hacer referencia a desigualdad económica, política, social, laboral, sanitaria, relacionada con la educación con la vivienda… en nuestras sociedades occidentales los factores fundamentales son el económico y la clase social aunque la desigualdad también esta influenciada en gran parte por el genero, la raza y la edad.

En los países desarrollados, el ingreso es el eje de la desigualdad social, en la medida en que domina el mercado, se produce un alto grado de desigualdad. En los Estados de bienestar se tiende a fomentar la igualdad, pero como la redistribución económica abarca por lo general sólo el 20% del ingreso total, la distribución neta sigue siendo muy desigual. Por ello, en los países más avanzados aumentan las diferencias sociales, exceptuando Suecia, Dinamarca y Austria, que además alcanzan los niveles más altos de calidad de vida. [2]

[editar] Véase También

[editar] Referencias

Herramientas personales